Arquería.jpg

TRANSFERRE

Exhibición individual de Iris Aík Alpízar en Expos en Cautiverio.

Pintura como celebración de la figura del homo ludens, animal de buen talante en asunción del curso inanticipable del mundo.
Los nombres de Abel y Caín como aquel que fabica y aquel que juega respectivamente, son el relato de esta obra. 

YEUC7054[1].JPG
290781614_10159157845723160_5037630722447224446_n.jpg
(detalle) trasnformacion astral.JPG

Ahí entonces el vértigo de saber que no hay lugar a la pausa ni a lo consumado. Incluso el mutismo catatónico e impasible de las piedras es blando caudal.

289254565_10159146848188160_189993879652679661_n.jpg
Transformación astralI.JPG
285351510_10159120990158160_5564964339021927351_n.jpg

Libre albedrío, hijo renegado de la predestinación.

El orden articulado de todo esqueleto

Está previsto para las más inescrutables veleidades.

Músculos y ligamentos como animalitos de hule para el solaz de una muda voluntad.

Abel lo sabía y se procuraba sombra y bocado mientras pacía el rebaño.

Caín probablemente lo olvidó.

TOET2717[1].JPG
288925746_10159153150628160_8821411067557747405_n.jpg
290948283_10159154316078160_5378410293682554957_n.jpg

Textos de César Rangel Ramos

Obras disponibles